Gobierno

Gobierno

 

 

 

 

 

 

 

 

La Soberana Orden de Malta es un ente originario de Derecho Internacional. La Orden – cuya sede se encuentra en Roma, en Via Condotti, 68 – tiene su propio Gobierno, una magistratura independiente, relaciones diplomáticas bilaterales con 104 países, y posee el estatuto de Observador Permanente ante numerosas organizaciones internacionales relevantes, tales como las Naciones Unidas. Sus actividades operativas son gestionadas por seis Grandes Prioratos, seis Subprioratos, y 47 Asociaciones Nacionales de Caballeros presentes en los cinco continentes. La Orden expide sus propios pasaportes, emite sellos, acuña monedas y crea entidades públicas melitenses dotadas de personalidad jurídica propia. La vida de la Orden está regida por la Carta Constitucional y el Código, ambos reformados en 1997. El Gran Maestre gobierna la Orden como príncipe soberano y como superior religioso; es elegido de por vida entre los Caballeros Profesos con Votos Perpetuos. Preside el Soberano Consejo, formado por los cuatro Altos Cargos -el Gran Comendador, el Gran Canciller, el Gran Hospitalario y el Recibidor del Común Tesoro- y por otros seis miembros, todos elegidos por un mandato de cinco años por el Capítulo General. El Consejo de Gobierno y el Tribunal de Cuentas, cuya composición refleja la estructura internacional de la Orden, asisten al Gran Maestre y al Soberano Consejo. Los miembros de estos dos organismos son elegidos, igualmente, cada cinco años por el Capítulo General.

El ordenamiento jurídico de la Orden se refleja en la habitual división de los tres poderes:

El Poder Legislativo

Pertenece al Gran Maestre y al Soberano Consejo, para asuntos no constitucionales; al Capítulo General, en representación de la Asamblea Suprema de los Caballeros, por lo que conciernen las normas de carácter constitucional.

El Poder Ejecutivo

Pertenece al Soberano Consejo, presidido por el Gran Maestre y compuesto por diez Caballeros, elegidos por el Capítulo General.

 

 

 

 

El Poder Judicial

Es ejercitado por los Tribunales Magistrales de Primera Instancia y Apelación, formados por jueces nombrados por el Gran Maestre y el Soberano Consejo, entre los miembros de la Orden expertos en derecho.